Menu
Acceso / Registro  |  English  |  Contacto
Fotografía: Manuel Ibáñez

Manuel Ibáñez, carta de un talento recién descubierto

Hoy conocemos el trabajo de Manuel Ibáñez, un fotógrafo al que tuvimos el placer de conocer en uno de los talleres realizados por Photocertamen y cuya vocación es reciente. Pero la humildad, el trabajo constante y sus ganas de aprender han dado sus frutos y sus fotografías demuestran que cuando se aúnan el talento y el esfuerzo el resultado es el que podéis apreciar en las tomas que hoy nos deja mostraros.

Por eso, queremos compartir con vosotros sus emocionantes palabras y, como no, su fotografía. Para conocer su historia y su visión personal de la fotografía os recomendamos continuar leyendo esta carta y echando un vistazo a sus fotografías:

*Pulsa sobre el icono situado en la esquina inferior derecha de la imagen y podrás ver la galería en modo pantalla completa.
 
"Toda mi obra es reciente pues hasta hace casi un año la fotografía me interesaba bastante poco, la verdad. El principal medio de conocimiento en mi caso han sido las redes sociales, y es justo hacer un merecido reconocimiento a Photocertamen que, al apoyar a fotógrafos que no disponen de una red de difusión consolidada, mostrando su trabajo, nos ayuda a su vez a los demás dando a conocer interesantísimas miradas de las que aprendemos a diario.
 
En Marzo de 2013 estuve viendo el trabajo fotográfico de Begoña Lombardía de la desaparecida Colonia de Puente Mayorga, que publicó en Facebook. Por mi profesión de arquitecto, me escribió para que le echara un vistazo y que le diera mi opinión. Cuando comencé a verlo quedé muy sorprendido, porque esperaba ver fotos de casitas, espacios públicos...y me encontré con un reportaje sobre hogares donde los protagonistas eran sus moradores a punto de marchar y sobre la memoria de unos espacios que fueron y que ya no existen, mucho sentimiento y dolor contenido narrado sin concesiones, pero a la vez contado con unas luces, colores y composiciones que me emocionaron. Un reportaje escrito en un lenguaje que desconocía pero que entendí al instante. En esos día decidí que quería hablar en ese lenguaje capaz de provocar tal suerte de emociones y de evocaciones. Miré a una de las cajas cerradas que aún tenía apiladas en casa. No hacía mucho que había regresado a Sevilla desde Jaén donde residía, y cogí la cámara de fotos.

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez
 
En abril del año pasado me apunté a un curso de iniciación, al principio sólo con la idea de saber manejar el modo manual y que no se me quemaran o me salieran oscuras las tomas que hacia, aunque luego quise aprender más sobre este nuevo lenguaje. No me conformaba con saber manejar las “ruedecitas” de la cámara y desde entonces no he dejado de aprender cada día. Es gratificante conservar aquellos cuatro amigos de aquel primer cursillo y vernos con frecuencia.
 
No creo que uno comience desde cero en esto o en cualquier medio de expresión, más bien creo que todos, sin excepción, tenemos una manera única e irrepetible de percibir el mundo que nos rodea y utilizamos diversas maneras de expresar lo que percibimos de nuestro entorno según nuestra experiencia vital, y esta existe desde que tenemos uso de razón. En mi caso tenía experiencia estudiando durante años toda la buena arquitectura que caía entre mis manos, aunque creo que mi fotografía puede tener más referencias pictóricas que arquitectónicas.
 
 Mis primeras referencias fotográficas fueron Begoña y algunos de sus amigos de facebook, fotógrafos como Jaro Muñoz, que por suerte tenían su fotografías publicadas disponibles para verlas en público, sin restricciones de privacidad. Cada día era emocionante ver la variedad de matices, recursos y capacidad poética para narrar historias, a todos los entendía, y disfrutaba con sus tomas.
 
Fue ese verano cuando, tras unas tomas en la playa y un pequeño reportaje en el Puerto de Isla Cristina, comencé a disfrutar también de algunas de las fotografías que yo hacía y decidí que seguiría formándome y dedicando tiempo a esta aventura.

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez
 
Tras el verano y con más tiempo libre, la crisis me golpeó de lleno, vinieron otros descubrimientos, éstos más universales, siempre a través de las redes, mi gran aliada, y otros talleres para continuar mi formación. En pocos meses y casi a diario descubrí a grandes fotógrafos españoles como Atín Aya, Catalá Roca, Perez Siquier, Eugeni Forcano, Joaquim Gomis, López Saguaro o García Rodero. Y de los internacionales me emocionaron las fotografías de Bressont, Lee Friedlander, Kertész, Francesca Woodman, Vivian Maier, Ackerman, Marlow, Doisneau, Metzker, Leiter, Larraín, Will Steacy, Bischof, Klein, Walter Evans, Markovitch, Pinkhassov, Willy Ronis, Robert Frank o Eugene Smith. Pero también autores más jovenes contemporáneos que descubrí hace poco como Jen Davis, Madriñán, Alezandra Hohn, Anni Leppala, Berta Vicente, Joakim Eskildsen, Joel Sternfeld o Usborne por decir algunos cuyas obras más me impactaron.
 
Una de las cosas que más me gusta de dedicar parte de mi tiempo a la fotografía es que nunca dejas de aprender y de disfrutar, cada día descubres miradas que te sorprenden, a veces son clásicos, por ejemplo hace dos días me emocionaron, al verlas por primera vez, las fotografías de Harry Callahan, a veces más anónimas, como Sarker Protick por decir el último que he estudiado y muchas veces de personas cercanas a tí, ya sean compañeros de talleres, o profesores como Gloria Rodríguez, muy conocida por sus excepcionales retratos, pero que tiene un extenso y maravilloso trabajo de calle y de viajes, y lo mismo decir sobre personas que sólo conoces por la red, y cuyos trabajos sigues a partir del momento en que descubres sus miradas.

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez
 
Aprovecho para tomar fotografías de mi entorno casi en cualquier ocasión que se me presenta, ya sea en mi barrio, o cada vez que voy al centro. Realizo casi siempre fotografía urbana en Sevilla por una cuestión de economía de medios, es más fácil y barato moverte en tu entorno más próximo y esto me permite salir con la cámara casi a diario, equivocarme muchas veces e ir mejorando poco a poco en los encuadres y las mediciones. Ya habrá tiempo de ampliar los escenarios. Aunque muchas de mis fotografías se caractericen por el juego de luces y sombras, incluso dominando la sombra, planos amplios, algunas por contar varias historias dentro de la misma escena, me interesan más tipos de fotografías de las que hago, sobre todo aquella que es más narrativa, la que sugiere más que muestra, la que no se ve en el cuadro o sólo se insinúa, la que muestra un fragmento de un todo, planos muy cortos o mucho más amplios que los que tomo, conceptual, aquella que modela o dibuja con el color más que con el contraste de luces, las muy luminosas, incluso con flash, aquella que es muy evocadora. Bueno, con esto intento decir que uno puede tener varias miradas y que es interesante explorarlas todas".

Y es así como Manuel Ibáñez es de esas personas que aparecen de repente en la fotografía queriendo aprender y conocer y, sin más, experimenta una y otra vez para encontrar en la fotografía un camino que, a través de la humildad y el trabajo constante, conduce a encontrar una nueva forma de expresión a través de la imagen.

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

Manuel Ibañez 01
Fotografía: © Manuel Ibáñez

También podéis visitar:
manuibanez.tumblr.com

Login or Sign In

Acceso / Registro  |  English  |  Contacto